Es la parte más alocada de la empresa.

Impulsivo, acelerado y con multitud de ideas fugaces que normalmente llegan a buen puerto.

En definitiva:

¡Un Auténtico Grillado!